Back
Image Alt

Odontogenesis

PROCEDIMIENTOS DE ASEPSIA Y ANTISEPSIA EN EL CONSULTORIO DENTAL

Dra. Dayanira Lorelay Hernández Nava Cirujano Dentista / Cirujano Oral y Maxilofacia

Asepsia y antisepsia en el consultorio dental Un procedimiento exitoso y satisfactorio precisa no sólo de la destreza del cirujano y el buen manejo clínico del caso, sino también de todas aquellas técnicas cuyo objetivo sea disminuir en la medida de lo posible todos los riesgos que pudieran desencadenar alguna complicación derivada del procedimiento realizado, como el riesgo de diseminación de agentes infecciosos relacionados con la asistencia sanitaria. En la atención odontológica es imprescindible la utilización de medidas de higiene antes, durante y después de tratar a cada paciente, pues la boca por sí sola es una cavidad rica en flora bacteriana residente.

Estas medidas deben buscar garantizar la prevención de infecciones cruzadas, por ello es importante que el odontólogo conozca y practique todas las medidas de bioseguridad para brindar una atención limpia y segura indispensable para la prevención de infecciones.

Conceptos generales Existen conceptos básicos de asepsia y antisepsia que el odontólogo debe conocer, pero, sobre todo, utilizar todos los días en el consultorio dental. Conocer el concepto, así como las normas que rigen la odontología en términos de bioseguridad, es fundamental para ejercer la odontología con ética y calidad

Asepsia y antisepsia

La asepsia son todos aquellos procedimientos encaminados a evitar que un microorganismo potencialmente patógeno alcance un sitio donde puede causar infección. La antisepsia, por su parte, es el uso de una sustancia química (antiséptico) en piel y mucosas u otros tejidos vivos para la exclusión, destrucción o inhibición del crecimiento o multiplicación de microorganismos. Estos antisépticos tienen capacidades germicidas, los cuales, por su bajo nivel de toxicidad, pueden aplicarse sobre la piel o tejidos vivos con el fin de eliminar los microorganismos patógenos o impedir su reproducción.

Antiséptico Un antiséptico se define como una sustancia con capacidades germicidas, cuyos bajos niveles de toxicidad permiten su aplicación sobre la piel o tejidos vivos con el fin de eliminar los microorganismos patógenos o impedir su reproducción. Son, por ejemplo, los compuestos yodados, los alcoholes (etílico e isopropílico), clorhexidina o hexaclorofeno

Bacteriostático Agente químico cuya propiedad es inhibir la reproducción bacteriana

Bactericida Método por el cual se destruyen las bacterias de forma irreversible

Contaminación ambiental Presencia en el ambiente de cualquier agente (físico, químico o biológico), o bien de una combinación de varios agentes en lugares, formas y concentraciones tales que provoquen que sea inseguro o no apto para su uso.

Desinfección Método de destrucción de microorganismos patógenos a excepción de organismos resistentes. Se utiliza en objetos inanimados y no en tejidos vivos. Se realiza mediante métodos químicos o físicos.

Desinfectante Sustancia capaz de destruir la mayor cantidad de organismos patógenos exceptuando esporas, pero únicamente puede ser utilizado en objetos inanimados, superficies y ambiente debido a su toxicidad. Estos se dividen en:

La funcionalidad de los desinfectantes puede verse mermada por la existencia de materia orgánica como sangre o tejido desvitalizado y determinadas soluciones desinfectantes pueden contaminarse a través del aire o por contacto directo.

Esterilización Es un método de destrucción y eliminación de todas las formas de vida microbiana, incluidas las esporas, ya sea mediante métodos físicos o químicos. Para la esterilización puede usarse calor seco o calor húmedo.

Fómites

Objetos inanimados que contienen partículas contaminadas y que se sitúan en el entorno del paciente.

Germicida Agente con capacidad de destruir gérmenes patógenos.

Limpieza Consiste en la eliminación física de materia orgánica de una superficie o de un objeto, sin causarle daño. Esta es llevada a cabo mediante el uso de detergentes debido a que la suciedad está compuesta en mayor proporción por sustancias grasas hidrófobas, propiedad que impide su eliminación con agua. A su vez, un detergente es una sustancia cuya propiedad química, (disminución de la tensión superficial de los líquidos) facilita la captura y el arrastre de la suciedad, de superficies animadas e inanimadas.

Materiales críticos Son instrumentos o dispositivos que se introducen directamente en el torrente sanguíneo o en otras áreas del organismo, normalmente estériles. Los materiales críticos siempre se deben usar estériles.

Materiales no críticos Materiales que no tienen contacto directo con el paciente o solo lo tienen con la piel sana. Deben limpiarse con un detergente apropiado y agua, y en algunos casos es recomendable someterlos a una desinfección de bajo nivel.

Materiales semicríticos Materiales que entran en contacto con piel no intacta o con mucosas. Estos artículos deben estar libres de microorganismos y de preferencia deben ser estériles. En caso de que la esterilización no sea posible, deben ser sometidos al menos a desinfección de alto nivel.

Transmisión cruzada Transmisión de microorganismos patógenos de paciente a paciente o de objetos contaminados a pacientes, habitualmente con la participación de los miembros del equipo de atención sanitaria. Infección, invasión y multiplicación de microorganismos en los tejidos de un organismo.

Antisepsia en el consultorio El ser humano posee una microflora propia o flora residente, la cual es una colonización normal de microorganismos que viven en la superficie corporal (piel), así como en cavidades y órganos huecos. Además, existe la propensión a adquirir una flora transitoria, es decir, todos aquellos microorganismos adquiridos por contacto con superficies, objetos u especies durante las actividades que cada persona desempeña durante su vida cotidiana. Considerando los factores anteriormente mencionados, es importante que durante cualquier consulta o tratamiento dental se evite todo tipo de contaminación cruzada; para ello, se aconseja que antes de iniciar el tratamiento, el paciente realice un cepillado dental minucioso y previo al acto quirúrgico haga un enjuague durante 30 segundos con una solución germicida, como OxOral® enjuague antiséptico bucal, el cual contiene una solución electrolizada de superoxidación con un pH neutro a 0.0015% Cl (HClO/ClO). Es importante también que, si se va a realizar un procedimiento de cirugía bucal, se aísle el campo operatorio utilizando para ello un campo hendido. Se recomienda también limpiar la zona perilabial con povidona yodada, para desinfectar y evitar contaminar los instrumentos que tengan contacto con la zona operatoria. En caso de no requerir un campo hendido, se recomienda la utilización de gafas tanto para el paciente como para el operador, evitando entrar en contacto con los aerosoles producidos por las piezas de mano, ya que la mucosa ocular es también mecanismo de entrada de agentes infecciosos.

Antisepsia posoperatoria Las heridas pueden dividirse en cuatro clases según la estimación clínica de la contaminación microbiana y su riesgo de desencadenar en una infección:

1. Heridas limpias. Ocupan el 75% de todas las heridas; son regularmente electivas y se realizan en condiciones de esterilidad sin propensión a infección; se inflaman como parte de su proceso natural de cicatrización y se cierran por unión primaria; generalmente no se deja drenaje.

2. Heridas limpias-contaminadas. Se refiere a aquellas heridas regularmente limpias pero que se contaminan a causa de la entrada en 8Referencias 1. Luque Gómez P, Mareca Donate R. Conceptos básicos sobre antisepsia y antisépticos. Med Intensiva. 2018. https://doi.org/10.1016/j.medin.2018.11.003 2. Prevención y control de infecciones y riesgos profesionales en la práctica estomatológica en la República Mexicana https://salud.edomex.gob.mx/ isem/documentos/temas_programas/sbucal/Manuales/Manual-Prev.-y-Control-de-Infecciones-profesionales[1].pdf

3. NORMA Oficial Mexicana NOM-013-SSA2-2015, Para la prevención y control de enfermedades bucales. 4. Zintel HA. Asepsis and Antisepsis. Surgical Clinics of North America, 1956;36(2), 257–271. doi:10.1016/s0039-6109(16)34827-7 5. ETHICON Wound Closure Manual. una víscera que puede ocasionar una salida mínima de su contenido. Poseen la flora normal sin contaminación inusual. 3. Heridas contaminadas. Dentro de esta clasificación se incluyen las heridas causadas por un traumatismo reciente, laceración de los tejidos blandos, heridas penetrantes, procedimientos quirúrgicos que involucran salida abundante del tracto gastrointestinal, presencia de bilis u orina infectada o aquellas intervenciones que violen la técnica antiséptica.

4. Heridas sucias e infectadas. Son aquellas que han estado muy contaminadas o clínicamente infectadas antes de la intervención. Incluyen vísceras perforadas, abscesos y heridas por traumatismo antiguo en que ha habido retención de tejido necrótico o material extraño.

Posterior al acto quirúrgico bucal, es importante que, de acuerdo con la clasificación de las heridas, se tome la decisión de utilizar otro antiséptico para seguir garantizando al paciente una recuperación pronta y libre de infecciones.

Para ello puede utilizarse OxOral® gel antiséptico bucal, el cual es un gel a base de una solución electrolizada de superoxidación de amplio espectro indicado como auxiliar en la prevención y tratamiento de los procesos infecciosos de la cavidad bucal y en las intervenciones quirúrgicas odontológicas (cirugía y curetajes). Se usa en especial en la prevención de infecciones y cicatrización de extracciones dentales con efecto hemostático y cicatrizante para tratamientos odontológicos, aplicación directa en extracciones, lesiones de mucosa, heridas, aftas y úlceras, estomatitis, candidiasis, queilitis y vesículas.

Referencias

  1. Luque Gómez P, Mareca Donate R. Conceptos básicos sobre antisepsia y antisépticos. Med Intensiva. 2018. https://doi.org/10.1016/j.medin.2018.11.003
  2. Prevención y control de infecciones y riesgos profesionales en la práctica
    estomatológica en la República Mexicana https://salud.edomex.gob.mx/
    isem/documentos/temas_programas/sbucal/Manuales/Manual-Prev.-y-Control-de-Infecciones-profesionales[1].pdf
  3. NORMA Oficial Mexicana NOM-013-SSA2-2015, Para la prevención y control
    de enfermedades bucales.
  4. Zintel HA. Asepsis and Antisepsis. Surgical Clinics of North America,
    1956;36(2), 257–271. doi:10.1016/s0039-6109(16)34827-7
  5. ETHICON Wound Closure Manual.

Agrega un comentario